NVIDIA rescatada por SEGA con 5 millones de dólares en 1996

NVIDIA es reconocida como la empresa líder en tarjetas gráficas desde hace muchos años y en la actualidad, se ha convertido en la tercera empresa más valiosa a nivel mundial. La empresa dirigida por Jensen Huang ha experimentado un crecimiento significativo en el último año gracias a la IA, logrando triplicar el valor de sus acciones. A pesar de estar en una posición más sólida que nunca, en sus inicios enfrentó dificultades. En 1996, la empresa estuvo al borde de la bancarrota después de fracasar en el intento de fabricar la GPU de la Dreamcast, pero SEGA decidió rescatar a NVIDIA invirtiendo 5 millones de dólares, a pesar de que no cumplió con su parte del contrato.

La mayoría de las personas conocen a NVIDIA por sus GPUs GeForce, siendo la primera de ellas la GeForce 256 lanzada en 1999. Esta tarjeta fabricada con un proceso de 220 nm era compatible con Direct3D 7.0 y OpenGL 1.2. Aunque solo contaba con 32 MB de VRAM, en ese momento era considerada una gran opción. Las series GeForce 2, 3 y 4 sentaron las bases para la empresa, añadiendo nuevas API, texturas 3D y tecnologías para diferenciarse de su competidor ATI Radeon. Con el tiempo, NVIDIA lanzó las GeForce 6 y 7, así como las famosas GPUs de la serie 8 como la 8800 GT que coincidieron con el lanzamiento del primer juego de Crysis.

SEGA rescató a NVIDIA de la quiebra después de su fracaso en la creación de una GPU para la Dreamcast

SEGA NVIDIA

Lo que no muchos saben es que NVIDIA fue fundada en 1993 y en 1995 lanzó su NV1, una tarjeta multimedia PCI que permitía jugar juegos 3D, incluía tarjeta de sonido y puertos compatibles con Sega Saturn y joysticks. Ese mismo año, NVIDIA llegó a un acuerdo con SEGA para desarrollar la GPU de la consola Dreamcast, aunque no lograron cumplirlo.

Un año después, en 1996, NVIDIA estaba al borde de la quiebra y no pudo igualar a SEGA en la creación de una GPU potente y eficiente para la consola. En ese momento, Jensen Huang exigió el pago del contrato en la sede de SEGA, a pesar de no haber cumplido con las expectativas de la empresa.

Jensen Huang solicitó el pago a pesar de no haber cumplido con su parte

Jensen-Huang-en-Dubai-por-la-IAJensen-Huang-en-Dubai-por-la-IA

En ese momento, el CEO de SEGA America, Shoichiro Irimajiri, decidió ayudar a Huang y a su empresa invirtiendo 5 millones de dólares para salvarla de la bancarrota. A partir de ese momento, NVIDIA comenzó a lanzar sus productos, como la RIVA 128 para Direct3D en 1997, con ventas de más de 1 millón de unidades a principios de 1998. Con el éxito de sus GPUs GeForce en el mercado de los juegos, NVIDIA continuó prosperando en el mundo de los negocios.

Después de la salida de Shoichiro como director de SEGA, la compañía de Jensen Huang pagó una deuda de 15 millones de dólares a SEGA. Este pago fue crucial para SEGA, ya que a pesar de vender 9 millones de unidades, la Dreamcast no logró el éxito esperado. Por esta razón, la Dreamcast es recordada como la última consola oficial de SEGA y un punto crítico para ambas compañías.

En Grupo MET podemos ayudarte a implementar esta y muchas mas herramienta para optimizar tu trabajo. ¡Contáctanos para saber más!

Contactanos