No hay diversidad en el mundo del eCommerce

Hace cierto tiempo empecé a escuchar No existe ausencia de negros en el Tibet, un podcast altamente recomendable que ya lleva tres temporadas hablando de un tema poco abordado en los principales medios audiovisuales en España: el prejuicio racial

Gracias a este podcast, gracias a la calidad de Frank, Asaari y Lamine, he descubierto toda una realidad que, habitualmente, los blancos “normales” ignoramos en nuestra vida diaria: la gran cantidad de obstáculos que enfrentan los afrodescendientes (y los gitanos, los asiáticos, los sudamericanos y, en general, cualquier persona racializada) para tener las mismas oportunidades que el resto de la población española. Una situación que se presenta en todos los ámbitos de nuestra sociedad y que, tengo la impresión, también ocurre en nuestra industria.

Un programa como este cumple con un propósito esencial para alguien como yo, que es ampliar la perspectiva. O más bien, llevar la atención a un punto que no había sido considerado hasta ese momento. Permite prestar atención al detalle. Identificar una notable ausencia de la que normalmente no se habla.

Por ejemplo: en los doce años de vida de nuestra revista hemos llevado a cabo más de setecientas entrevistas, tanto en formato escrito como en podcast. Por lo general, seleccionamos a las personas a entrevistar basándonos en sus cargos en empresas importantes del sector: CEOs, directores generales, responsables de marketing, especialistas en áreas técnicas como la analítica o el SEO… 

Que yo recuerde, de todas ellas, solo una, la que le hice a Amuda Goueli, CEO de Destinia, ha tenido como protagonista a una persona racializada.

Pero si sigues la actualidad del sector, si sigues las conversaciones de profesionales en LinkedIn, si buscas perfiles relacionados en Twitter, si te detienes a ver las fotos de los eventos en los que participan en charlas o networking, la realidad en cualquier lugar de España es la misma.

¿Qué ocurre entonces? No creo que me equivoque mucho si digo que “no hay presencia de negros en eCommerce”. Ni en marketing. Ni en, en general, en las grandes compañías del sector digital. 

Al menos, en sus roles directivos.

Al menos, en roles con visibilidad.

Como te hemos mencionado en más de una ocasión, los colectivos minoritarios, como en este caso, no solo tienen que luchar contra la discriminación directa, que es algo que puede resultarte más o menos obvio, sino también contra la falta de visibilidad. Lo hemos visto (y lo seguimos viendo) con el caso de las mujeres en roles directivos, por ejemplo.

En el caso de las personas racializadas esta invisibilidad es aún más notable. ¿Cuántas de ellas ocupan roles de responsabilidad en las principales empresas de comercio electrónico o en las principales agencias de marketing? ¿Cuántas posan felices en las fotos de los equipos de las startups que presumen de haber cerrado una ronda de financiación?

Fíjate si es impactante esta falta de visibilidad que llega incluso a ámbitos tan convencionales como el de los influencers. Échale un vistazo a nuestros rankings de los youtubers, instagramers o tiktokers con más seguidores de España… Directamente no están en los primeros lugares. No se les ve. No se les escucha.

En uno de los episodios de la primera temporada de No existe ausencia de negros en el Tibet, Adriana Boho (cuyo libro te sugiero) explicaba las dificultades que ha enfrentado a lo largo de su carrera como influencer para colaborar con marcas. De diversos tipos, desde el rechazo al encasillamiento. Entre esas dificultades está ese pensamiento arraigado en la mentalidad de muchos, el que señala que “los negros hacen cosas de negros”. Es algo que también denuncia con frecuencia otra de esas excepciones en nuestra mayoritariamente blanca lista de creadores masivos de contenido, Afropoderossa, en relación a sus malas experiencias en el mundo de la moda: “Me buscan como perfil racial. Quieren a una persona negra, pero que no sea muy oscura. Si eres oscura, tienes dificultades”.

El encasillamiento como única opción de visibilidad. El estereotipo como opción profesional.

Volviendo a la ausencia de perfiles directivos racializados, es algo que, sinceramente, no comprendo de las grandes compañías: la diversidad (de género, de orientación sexual, de edad y, por supuesto, también de tono de piel) se ha demostrado como algo esencial para formar equipos exitosos. La diversidad aporta nuevas perspectivas para entender la realidad, nuevas ideas para generar negocio, para llegar a los consumidores…  

¿Cómo vas a comercializar tus productos o servicios a toda esa gran (pero invisible) cantidad de personas racializadas de nuestro país si no cuentas con ninguna de ellas en tu equipo, si no cuentas con ninguna de ellas para tus campañas, si no cuentas con ninguna de ellas para conectar con tus clientes?

Más allá de la empatía de los directivos, más allá de su compromiso con los derechos humanos o más allá de su apertura a esta realidad, es algo clave incluso desde un punto de vista mucho más práctico: el de cómo hacer (bien) los negocios.

Como te hemos comentado en casos como el de la discriminación de las mujeres, hay mucho por hacer en este campo. Al menos, empecemos por revelar cuál es el camino a seguir.

 

Mantente informado de las noticias más importantes en nuestro canal de Telegram

En Grupo MET podemos ayudarte a implementar esta y muchas mas herramienta para optimizar tu trabajo. ¡Contáctanos para saber más!

Contactanos