Walmart, el rey de los supermercados en América – nadie puede arrebatarle su corona

Walmart es conocido por vender prácticamente cualquier cosa que puedas imaginar, pero los compradores confían en el gigante minorista principalmente para abastecerse de comestibles en lugar de cualquier otra categoría vendida en las 4,600 tiendas en Estados Unidos que posee la empresa.

Todo esto se traduce en más de $264 mil millones gastados en comestibles en las ubicaciones de Walmart en Estados Unidos en 2023, un aumento con respecto a los $247 mil millones y $219 mil millones de los dos años anteriores.

No solo están creciendo las ventas totales, sino que su porcentaje de los ingresos totales de la división está aumentando, pasando de aproximadamente un 55% hace tres años a cerca del 60% el año pasado. Y estos números ni siquiera incluyen Sam’s Club, propiedad de Walmart.

Por supuesto, Walmart ha sido el rey de los comestibles en Estados Unidos durante un tiempo, pero los números de su informe anual más reciente presentado el viernes ante la SEC realmente refuerzan esa idea.

La escala de Walmart es especialmente relevante a la luz de la reciente demand de la Comisión Federal de Comercio que busca bloquear la fusión de las dos principales empresas de supermercados especializadas en alimentación en Estados Unidos: Kroger y Albertsons.

Kroger, la más grande de las dos, tuvo aproximadamente $150 mil millones en ventas totales el año pasado, mientras que Albertsons registró un poco más de $79 millones en su período más reciente de 12 meses. (Los años fiscales de las empresas no coinciden).

En conjunto, eso equivale aproximadamente a $229 mil millones, o $35 mil millones menos que Walmart. En comparación, los ingresos de alimentos y bebidas de Target el año pasado fueron de aproximadamente $23.9 mil millones.

Si bien la propuesta de adquisición de $24.6 mil millones de Kroger de Albertsons sería en efecto la «fusión de supermercados más grande en la historia de Estados Unidos», como señala la FTC, aún así no resultaría en el derrocamiento de Walmart.

Sin embargo, la queja de la FTC se centra menos en el tamaño del potencial mega-mercado de supermercados que en el impacto que el acuerdo tendría en la competencia entre los rivales actuales.

La FTC señala que los compradores en Estados Unidos obtienen sus comestibles de una variedad de formatos minoristas que no necesariamente son competencia directa para los supermercados: clubes de almacenes como Costco y Sam’s Club, tiendas de surtido limitado como Aldi y Trader Joe’s, supermercados de alta gama como Whole Foods, tiendas de dólar como Dollar General y Dollar Tree, y por supuesto minoristas de comercio electrónico como Amazon.

¿Dónde encaja Walmart en ese panorama? Bueno, está en una liga — y un tamaño — propia.

En Grupo MET podemos ayudarte a implementar esta y muchas mas herramienta para optimizar tu trabajo. ¡Contáctanos para saber más!

Contactanos