Los vacíos legales bancarios de Rusia se están cerrando

Una serie de bancos globales que han ayudado a Rusia a evadir las sanciones occidentales ahora están volviendo la espalda a Moscú, ya que Estados Unidos ha aumentado la presión para cumplir.

Según The Wall Street Journal, instituciones financieras en los Emiratos Árabes Unidos, Turquía y Austria están alejándose de los negocios con Rusia, por temor a que corran el riesgo de ser castigadas por Washington.

En diciembre de 2023, una orden ejecutiva otorgó al Tesoro de los Estados Unidos un poder de sanción más amplio, lo que le permite perseguir a los bancos extranjeros que facilitan transacciones con Rusia. Si son señalados, estas instituciones podrían perder acceso a los bancos corresponsales estadounidenses, los cuales son la columna vertebral de las finanzas globales.

Meses después, el Secretario Adjunto del Tesoro, Wally Adeyemo, mencionó que la amenaza de sanciones secundarias estaba siendo fructífera, con una notable disminución en los flujos financieros entre Moscú y los bancos de Oriente Medio.

«Porque en última instancia, aunque puedan hacer negocios con Rusia, palidece en comparación con la cantidad de negocios que hacen con Estados Unidos o en dólares,» dijo a Reuters en febrero. 

Entre los bancos que están cambiando de rumbo se encuentra Emirates NBD, una institución estatal de los Emiratos Árabes Unidos, según informó el WSJ. Después de la invasión de Ucrania por parte de Rusia en 2022, el banco gestionaba las operaciones de petróleo ruso e incluso creó un departamento centrado en la riqueza rusa, según fuentes consultadas por el medio.

Sin embargo, desde entonces ha eliminado el departamento, cortado las transferencias en rublos y cerrado varias cuentas rusas. Las fuentes del WSJ indicaron que las cuentas cerradas también incluían aquellas de empresas que hacen negocios con Rusia, lo que podría interferir en su capacidad para facilitar el comercio.

Además de los Emiratos Árabes Unidos, las instituciones bancarias turcas también han sido presionadas, lo que ha provocado dificultades en los pagos para los exportadores del país al interrumpirse los flujos financieros. De hecho, las exportaciones a Rusia disminuyeron un 33% con respecto al año anterior, según informó el WSJ.

Aunque Turquía y Rusia mantienen lazos sólidos, las sanciones de Estados Unidos han deteriorado la asociación comercial entre ambos. A principios de marzo, una terminal clave de petróleo turca decidió detener las importaciones rusas, citando presiones por las sanciones. 

Los bancos austriacos también han recibido un aviso por parte del Tesoro. Una institución, Raiffeisen Bank International, ha mantenido presencia en Rusia, ya que sus intentos por salir del país han resultado difíciles.

En Grupo MET podemos ayudarte a implementar esta y muchas mas herramienta para optimizar tu trabajo. ¡Contáctanos para saber más!

Contactanos