Guía completa de colores en CSS para diseñadores web

El uso de la paleta de colores es una de las características fundamentales en el diseño de páginas web. No solo contribuye a la apariencia visual de un sitio web, sino que también afecta la percepción, el comportamiento y las decisiones que pueden tomar los usuarios.

Gracias a CSS, los diseñadores web tienen a su disposición una amplia variedad de opciones para incorporar colores en sus proyectos. En esta ocasión discutiremos sobre uno de los temas que suelo abordar en las primeras clases de mis cursos de HTML y CSS: las alternativas de color.

Formatos de selección de color en CSS

Un aspecto esencial para comenzar es tener en cuenta que es viable definir de diversas maneras los colores mediante CSS. Dentro de las alternativas destaco las siguientes:

1. Códigos hexadecimales: se señalan con el símbolo # seguido de seis dígitos. Por ejemplo, #FF5733 representa un matiz específico de naranja. También se puede usar la forma abreviada con tres dígitos, como #F53.

2. Formatos RGB y RGBA: el formato RGB hace referencia a Rojo, Verde y Azul. Es factible especificar colores utilizando valores como el siguiente: rgb(255, 87, 51). Los valores mencionados van de 0 a 255, en cada caso. Si se desea fijar una transparencia, se puede recurrir a RGBA donde «A» representa el canal alfa, generalmente empleado para definir opacidad. Un ejemplo de uso es: rgba(255, 87, 51, 0.5). La opacidad puede variar desde 0 (totalmente transparente) hasta 1 (totalmente opaco)

3. HSL y HSLA: HSL abarca Tono, Saturación y Luminosidad. Aunque es menos popular que las opciones anteriores, puede ser útil para ajustes rápidos de color y saturación si se está familiarizado con herramientas de diseño o editores de imágenes. Al igual que RGB, también es posible añadir un canal de opacidad con HSLA (donde la opción adicional se refiere a alfa).

4. Nombres de color: CSS cuenta con nombres de color predefinidos como «red», «blue», «orange» o «green», entre otros. Optar por estos nombres puede ser rápido para ejemplos o pruebas, pero ofrecen un abanico más limitado de posibilidades que las opciones mencionadas previamente.

Normas y modos de aplicación

Los colores pueden ser aplicados de diversas formas y a distintos elementos. Las dos maneras más conocidas resultan de aplicarlos como color de texto (con la propiedad color) o como color de fondo (background-color).

Veamos un ejemplo a continuación, donde el elemento con la clase caja1 tiene asignado el color de texto en blanco y el color de fondo en azul marino:

.caja1{
    color: white;
    background-color: navy;
}

Es importante recalcar que los colores también pueden ser utilizados como sombras o bordes, entre otras opciones.

Además es posible implementar «gradients» como vemos a continuación en el siguiente código CSS que va de rojo a azul:

.caja1{
	background: linear-gradient(to right, red, blue);
}

Conclusión

La utilización de los colores requiere de conocimientos complementarios para lograr un resultado refinado, por eso siempre es recomendable contar con personas especializadas en el equipo de trabajo.

En relación a las herramientas que pueden facilitarnos el proceso, tanto los editores modernos, como Visual Studio Code, como los navegadores (con sus opciones de desarrollador) nos pueden ofrecer alternativas y/o sugerencias para colores. Esto puede resultar muy útil a la hora de escribir o probar código y opciones para el diseño.

Para concluir, es importante destacar que el color desempeña un papel crucial en el diseño web, y gracias a CSS, los diseñadores tienen un abanico de opciones para elegir y técnicas para implementar. Al comprender y dominar estas técnicas, no solo podemos definir la estética de nuestros proyectos, sino que también podemos resaltar lo que queremos comunicar al usuario.

Más sobre Diseño y desarrollo Web

En Grupo MET podemos ayudarte a implementar esta y muchas mas herramienta para optimizar tu trabajo. ¡Contáctanos para saber más!

Contactanos