Booking, ante una posible multa de 486 M€ en España por abuso de posición dominante

Booking está a punto de enfrentarse a una de las más altas multas impuesta por un organismo legal en Europa. Y es que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha propuesto imponer una sanción por 530 millones de dólares (486 millones de euros) a la plataforma online de viajes y alojamiento, esto por abuso de posición dominante frente a los servicios de intermediación ofrecida por diversas agencias de viajes online a hoteles.

La sanción, que aún se encuentra en estudio y será anunciada definitivamente en julio, sería, de producirse, la mayor que ha impuesto el organismo español en su historia. Para fijar el monto de la sanción, la CNMC se ha basado en el histórico de ingresos de Booking. 

Esta noticia se ha conocido tras la publicación en el día de ayer de los resultados anuales de Booking en los que detalla que «durante el cuarto trimestre y el año completo 2023, la Compañía acumuló una pérdida de $276 millones relacionada con el asunto del fondo de pensiones de los Países Bajos y una pérdida de $530 millones relacionada con un proyecto de decisión de la autoridad de competencia española«.

Desde Booking han asegurado que han estado colaborando activa y constructivamente con la investigación y planean apelar la decisión en caso de que se convierta en definitiva y afirman «estamos decepcionados con la Propuesta de Resolución de la CNMC y en total desacuerdo con sus conclusiones. Vamos a presentar pronto la notificación de la Ley de Mercados Digitales de la UE (DMA), que tiene por objetivo garantizar normas coherentes para las plataformas online en toda la UE y evitar la fragmentación a nivel nacional»

Claves de una multa histórica

La CNMC abrió en octubre de 2022 un expediente sancionador contra Booking, tras recibir dos denuncias por parte de la Asociación Española de Directores de Hotel y de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, en la que acusaban a esta plataforma de prácticas anticompetitivas. Como dijimos anteriormente, las denuncias se basan en diversas prácticas que suponen un abuso de la posición de dominio de Booking frente a servicios de intermediación que ofrecen diversas agencias de viajes online a hoteles. 

En aquel comunicado, la CNMC explicaba:

«La CNMC ha iniciado un expediente sancionador contra Booking.com B.V. por prácticas restrictivas de la competencia prohibidas en los artículos 2 y 3 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC) y en el artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) (S/0005/21).

Por una parte, la CNMC investiga una serie de prácticas que podrían suponer un abuso de la posición de dominio de Booking.com con respecto a los servicios de intermediación que ofrecen diversas agencias de viaje en línea a hoteles. Este tipo de agencias es conocido como OTAs, por las siglas en inglés (online travel agencies).

En particular, estas prácticas consistirían en (i) la posible imposición de condiciones inequitativas a los hoteles situados en España, y (ii) la implementación de políticas comerciales que habrían podido tener efectos exclusionarios sobre las demás agencias de viaje en línea, así como sobre otros canales de venta en línea.

Por otra parte, las conductas investigadas también incluirían prácticas que explotarían la situación de dependencia económica que tendrían los hoteles situados en España con respecto a Booking.com. Este hecho constituiría un acto de competencia desleal que podría falsear la libre competencia con afectación al interés público.

Habrá que esperar hasta julio para conocer si la sanción se hace efectiva.

Imagen: depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Contactanos