Así fue NEXT Eco 2024: presente y futuro del desarrollo sostenible del eCommerce, a debate

Hoy hemos celebrado nuestro NEXT Eco en Madrid, una primera edición que ha salido redonda y que ha servido para ahondar en un tema tan interesante y relevante como lo es la sostenibilidad en el universo eCommerce. Desde la circularidad hasta la logística, pasando por la producción o los proveedores, queríamos poner el foco en todo el proceso y poner sobre la mesa las diversas formas de reducir nuestro impacto negativo, ya que el primer paso es el empaparse de conocimientos.

Para ello, hemos contamos con ponentes de gran nivel que han aportado visiones, experiencias y conocimientos de lo más enriquecedores. Así mismo, también debemos de agradecer la implicación de los asistentes, que se han mostrado activos y han ayudado a generar esa sinergia y retroalimentación que elevan el valor de estas jornadas.

NEXT Eco

El Espacio Bertelsmann (Madrid) abrió sus puertas a las 8:30h de la mañana y, hasta las 9:15h, los asistentes pudieron disfrutar del primer coffee storm para ganar energías de cara a la que fue una enriquecedora jornada. Tras esto, nuestro director, Rubén Bastón, dio el pistoletazo de salida al primer evento NEXT de este 2024.

Rediseñando el futuro: navegando hacia un modelo circular en el mundo digital

Juan Carlos Peña, CDO de Cash Converters, protagonizó la primera conferencia de la mañana, dándonos la oportunidad de conocer mejor su modelo de negocio y cómo responden a las necesidades de sostenibilidad actuales. Tal y como afirmó Juan Carlos, estamos consumiendo y produciendo por encima de las posibilidades del planeta. Un dato impactante es que «si a nivel mundial consumiéramos igual que España necesitaríamos 2’8 planetas. Si consumiésemos igual que EE.UU., 100 planetas«.

Un panorama nada alentador y más si tenemos en cuenta que un 70% de los consumidores en España afirman estar consumiendo menos o igual que antes de la pandemia. En parte, se debe a su preocupación por el futuro de planeta y por el cambio climático (hecho que preocupa al 97% de los españoles), pero, también, a la complicada coyuntura económica.

Y es que el 96% de los consumidores compraría más productos sostenibles si estos tuviesen el mismo o menor precio que los productos no sostenibles. «Por mucho que queramos, el bolsillo manda«. Sabiendo esto, Cash Converters cambió su modelo de marca y creó el «Movimiento Converters», desde un enfoque estratégico sostenible y económico. «La sostenibilidad no solo tiene que ser medioambiental, también social«.

Desde Cash Converters quieren promover el consumo consciente e inteligente en todos sus canales, para lo cual han invertido en un buen porcentaje de sus campañas de paid en su web. Por otra parte, abogan por el concepto «reCommerce», un modelo que englobe las 3R (reducir, reciclar y reutilizar) y que le sume una nueva «R»: reparar. Fomentando así la circularidad y un comercio responsable. «El eCommerce es el sector que más crece en la segunda mano, y para 2026 se espera que crezca hasta 4 veces más. Esto hay que enfocarlo al público objetivo. Hoy por hoy, los que más compran productos de segunda mano son la generación Z y los millennials«. Juan Carlos también destacó que «la devolución no es sostenible, hay que enseñar al cliente a usar el clic, mirar bien la ficha de producto y cobrar las devoluciones y evitar la compra impulsiva«.

Así mismo, también han decidido pasarse a la «luz verde», apostando por luces LED, ya que la electricidad es la segunda fuente que más CO2 consume a nivel mundial, y la mayor parte proviene de combustible fósil. Otras decisiones relevantes han alcanzado a sus embalajes, que están hechos de materiales reciclados y promueven el reciclaje tecnológico en sus tiendas. Como curiosidad, Juan Carlos habló del reciclaje de oro, ya que con su negocio de compraventa de joyas aprovechan para crear nuevas joyas sostenibles, dándoles una nueva vida a esos materiales.

Producción con propósito, cuando tus proveedores cumplen con los estándares

Escoger bien a tus proveedores es fundamental para asegurar el éxito de tu negocio, pero a la hora de hacerlo hay muchos factores a tener en cuenta y, para Saigu Cosmetics, los valores y el compromiso con la sostenibilidad son clave. Sobre esto nos habló David Hart, su CEO.

Fotografía de la ponencia de David Hart, CEO de Saigu Cosmetics, en el NEXT Eco.

Saigu nace con un objetivo y propósito sostenible, pero eso no lo hace más sencillo. David nos explicó que cuando comenzaron, allá por 2018, querían realizar una gran apuesta por la sostenibilidad en todas sus áreas (producto, logística, proveedores, etc.), pero tuvieron que darle una capa de realidad ya que una apuesta inicial tan ambiciosa no era viable sin contar con los recursos económicos necesarios. «No tenemos todos los recursos para conseguir cumplir con todos los canon de sostenibilidad que queremos. La sostenibilidad tiene un precio«.

Se trabajó en bajar esa ambición a tierra, en pensar «qué queremos atacar, por qué lo queremos atacar y dónde tenemos posibilidades de que estas cosas se puedan convertir en una ventaja competitiva«. Quizás no se pueda apostar por la solución más sostenible de primeras, pero eso no significa que debas irte con la peor, sino buscar un equilibrio que te permita evolucionar para, más adelante, ir mejorando esa apuesta. «El cliente nos tiene que comprar porque es el mejor producto que puede encontrar en el mercado por este rango de precio, eso es lo que trabajamos. E internamente y a nivel de comunicación, nos aseguramos de que hacemos todo lo posible para que esos criterios de sostenibilidad se cumplan«. Se trata de tener una misión con propósito.

A la hora de seleccionar proveedores de ingredientes para sus cosméticos, David explica: «Calculamos la lista de ingredientes que tienen nuestros pintalabios, de dónde vienen cada uno de esos ingredientes y, trabajando con una consultoría externa, estudiamos cuánto cuesta y cuántas emisiones genera traer hasta nosotros esos ingredientes. A través de esto y a través de sustituir ingredientes que vienen de otros continentes y cuyo impacto es mayor, establecemos un rango«.

En cuanto a la fabricación, trabajan en exclusiva con fábricas en las que controlen todo ese proceso de producción. En China saldría más barato, pero no les permite acceder a ese control y transparencia, que también les reporta una mayor calidad.

Y, en lo relativo al envasado: «se apuesta por envases de origen europeo perfectamente hechos de materiales reciclados, un punto que genera fricción que dificulta conseguirlo. Ahora mismo no estamos capacitados a nivel de recursos ni económico para que todos nuestros productos cumplan ese canon de sostenibilidad en su envase que nos encantaría«. En el caso de sus pintalabios no han encontrado proveedores que les aporten esa calidad en su packaging que sí han encontrado en otro continente.

En definitiva, se trata de hacer un ejercicio de transparencia y sinceridad, sin perder de vista su objetivo. Siendo una de sus metas a futuro «crear productos «zero waste». Evitar utilizar plástico en el envase. Investigar en formular productos sólidos«.

Reinventando la logística: cómo reducir el impacto del transporte, almacenaje, embalaje y entrega

Alexandra Cid, Marketing Manager de Capsa, Marina Moya, CEO de Bolsalea, y Luis Colmenares, Responsable de Trade Marketing de CTT Express, debatieron acerca cómo abordar la sostenibilidad en la logística en la primera mesa redonda del día, bajo la moderación de Iván Enríquez, CRO de Marketing4eCommerce.

Fotografía en la que se ve al público frente al escenario del NEXT Eco, sobre el que están, de izquierda a derecha: Luis Colmenares, Responsable de Trade Marketing de CTT Express, Marina Moya, CEO de Bolsalea, Alexandra Cid, Marketing Manager de Capsa, y Iván Enríquez, CRO de Marketing4eCommerce y moderador de la ponencia.Fotografía en la que se ve al público frente al escenario del NEXT Eco, sobre el que están, de izquierda a derecha: Luis Colmenares, Responsable de Trade Marketing de CTT Express, Marina Moya, CEO de Bolsalea, Alexandra Cid, Marketing Manager de Capsa, y Iván Enríquez, CRO de Marketing4eCommerce y moderador de la ponencia.

Alexandra planteó la siguiente cuestión: «¿Por qué las cajas de cartón siguen siendo de un solo uso, de usar y tirar? Una caja reutilizable puede aportar muchos beneficios ecológicos, económicos y logísticos. Reciclar está bien, pero reutilizar es aún mejor«. Así mismo, hizo mención a un estudio de Packaging Cluster en el que se comparaba el impacto ambiental de la reutilización seis veces de una misma caja de cartón frente al uso de seis cajas de un solo uso. «El resultado es que con una reutilización de seis veces de una misma caja de cartón conseguimos reducir la huella de carbono en un 80%, el consumo de agua en un 84% y de recursos fósiles un 82%, considerando una distancia de 50km con respecto al cliente. En una distancia de 100km, la huella de carbono se reduce un 78%, y en una de 500km sigue siendo sostenible«.

Por su parte, Marina afirmó que, si bien cada vez más empresas son más conscientes, todavía queda mucho por hacer, tanto en la parte ecológica como social. «Si una empresa no aporta, no importa«. En Bolsalea, que recientemente ha obtenido el sello B Corp además de medir los KPIs tradicionales, también miden el impacto positivo que generan, tanto hacia sus trabajadores y trabajadoras como hacia el planeta.

Su modelo de trabajo apuesta por el aprovechamiento de residuos de otras empresas para generar sus packagings, utilizando desde cartelería hasta telas de empresas de moda que no van a usar esos retales. Actualmente están trabajando con una empresa ucraniana con la que crean bolsas de papel a partir de hojas, pero que ya han caído del árbol. «Es muy importante acudir a proveedores sostenibles, no fijarnos solo en la parte económica, en la medida de lo posible«.

Con esta necesidad de seguir mejorando también concuerda Luis, que nos explicó como CTT Express tiene como objetivo de cara a 2025 de «lograr que el 50% de nuestra flota sea sostenible y eficiente. Y cara a 2030 su totalidad«. Para ello, el desarrollo en tecnología, infraestructura e integración es fundamental. Actualmente persiguen concentrar el mayor volumen de carga para el menor rango de distancia, optimizando las entregas.

Por otra parte, nos habló del importante papel de los puntos de recogida. «Gracias a los puntos de conveniencia se reducen en 80/120 las paradas de las furgonetas, lo que se traduce en reducción de consumo de combustibles y emisiones«.

Así mismo, durante la conversación Alexandra también quiso poner de relevancia la necesidad de adaptarse a las nuevas leyes y normativas, como es el caso de la nueva directiva europea contra el greenwashing o del objetivo de neutralidad climática 2050. Destacando que, «una de las asignaturas pendientes es reducir la cantidad de residuos que producimos en Europa y, para ello, la reutilización es fundamental«.

Compromiso sostenible y marketing: cómo hacer llegar tu mensaje sin caer en el greenwashing

Tras una primera presentación de Carlos Alfaya y el proyecto Ozono by Viko, en el que se pretende ayudar a las empresas a que su entramado digital sea sostenible, pudimos conocer a los participantes de esta mesa redonda y sus respectivas empresas. Contamos con la presencia de Aitor Carratalá, CEO de Timpers, la empresa de zapatillas sostenibles; Erik Häggblom, CEO de Tribaldata, desde donde ayudan a las marcas a entender a su consumidor final además de informar a su comunidad y ser eco conscientes; Íñigo Vallejo, PR & Content Manager de Milanuncios, la web de productos de segunda mano que también se encarga de concienciara  sus clientes en materia de sostenibilidad y Verónica Olivares, CMO de Sepiia, una empresa que se centra en la compra inteligente de prendas como por ejemplo, camisas que no hace falta planchar, para así mejorar la funcionalidad de la ropa y la experiencia del cliente.

Mucha gente puede tender a pensar que el hecho de que una empresa se presente como sostenible, pueda ser greenwashing. Por parte de los participantes, no creen que esto tenga por qué ser así, siempre y cuando se sea sostenible de verdad. «Sentido común, todos sabemos lo que es ser sostenible. Solo tienes que aplicarlo con criterio y no dar un mensaje que no corresponde con tus acciones» comentaba Aitor Carratalá, de Timpers.

El no trabajar con un producto físico, no quiere decir que no se contamine. Íñigo Vallejo nos cuenta que desde Milanuncios se encargan de informar al usuario de la realidad: «Tenemos la obligación de darle la información al usuario para que el cliente en sí mismo decida en base a ese impacto que va a tener su compra»

En cuanto a cómo comunicar para evitar caer en el greenwashing, Tribaldata apuesta por conocer qué es lo que piensa el público sobre este término: ¿saben lo que significa? ¿cómo lo perciben?. Al hacer esta pregunta, se dieron cuenta de que un 40% de los encuestados no sabe lo que es el greenwashing. Sin embargo, son muchos los usuarios en España que se sienten engañados en cuanto a la publicidad que reciben. «Más del 90% de los españoles están preocupados por el medio ambiente, pero de ese porcentaje a un verdadero cambio, hay un gran paso» comentaba Erik.

«Primero es hacer las cosas bien, como mejorar, y cómo ofrecer ese producto. El problema esta en pensar antes en cómo comunicar algo sin que parezca green washing, que en intentar hacerlo bien y ya está»

 

Desde Sepiia, apuestan por darle a las marcas esa responsabilidad de comunicar y divulgar sobre cuáles son las opciones para ser más sostenibles.

Es importante contar con certificaciones que autentifiquen el hecho de que una empresa sea sostenible sin caer en el error de decir «Voy a hacer esto para conseguir la certificación». La clave está en hacer las cosas bien, planteare cómo mejorar y cómo ofrecer ese producto de acuerdo a los valores que predica tu empresa, no pensando en lo que vas a obtener a cambio. La solución no es hablar de sostenibilidad y denominarse sostenible mientras hay otras acciones que la empresa lleva cabo que no lo son.

Por otro lado, se comentó que obtener una certificación es un reconocimiento de cara al mundo (y al propio equipo de la empresa) a hacer las cosas bien, a pesar de que todos coincidían en que no por tener una certificación eres mejor que otra empresa que no la tiene.

Hablando sobre lo que se espera que hagamos, tanto por parte de la sociedad como de las marcas, Verónica Olivares, de Sepiia, comentaba «No puedes abarcarlo todo, las pequeñas acciones cuentan. Podemos elegir qué transporte usar, qué producto comprar…Tus pequeñas decisiones ayudan a ayudar a la sostenibilidad.» 

Hay que empezar por algún sitio, y la clave está en eso, en empezar el viaje de la sostenibilidad para poder ir escalando hacia un futuro más justo con el planeta.

Consumo responsable: ¿el cliente está en este barco?

Sin duda una conversación que complementaba perfectamente la mesa redonda anterior. Hemos contado con la presencia de Javier Ruiz, Ecommerce Manager de Smileat, Mariana Banazol, directora de marketing de Too Good To Go en España y Portugal, Qui Marin Larios, Head of Southern Europe de Cheerz, y Raúl González, CEO de Ecodicta, y de Pepe Martín, CEO de Minimalism Brand como moderador.

Muchas veces el cliente está saturado con el constante bombardeo de información en las redes sociales, lo que implica que a veces ciertos temas como el cuidado del medio ambiente o la apuesta por un consumo responsable se puedan hacer «pesados» en su día a día. Sobre todo cuando estamos acostumbrados a ver acciones poco «verdes» de grandes empresas o personalidades con cierta fama.

Para ello es necesario educar al cliente, tal y como se comentó durante esta mesa redonda: «Yo, como marca, no voy a decir simplemente que soy sostenible, sino que voy a demostrar que lo soy con hechos e informando a mi consumidor de todas las opciones de las que dispone para serlo».  Pero siempre, sin restarle importancia a lo que busca tu público, como decía Qui, de Cheerz. Ellos apuestan por publicar y demostrar lo que hacen para que así el consumidor lo vea y sea consciente de lo que hacen y cómo lo hacen. Para ello, aprovechan la viralidad de las redes sociales, por ejemplo apostando por creadores de contenido que vayan en las líneas de la marca, cuidándose siempre de no caer en el green washing.

Por supuesto, hay algo en lo que todos coinciden: «El consumidor también ha de estar predispuesto a dar ese cambio a la sostenibilidad, y evitar el consumismo.»

Sin embargo todos coinciden en que ser perfecto no es fácil, pero si que se pueden hacer pequeñas cosas para conseguirlo y ayudar al consumidor a verlo. «Si que hay margen de mejorar y superarse, e incluso de dejar un futuro mejor» dice Qui.

De izquierda a derecha: Javier Ruiz de Smileat, Mariana Banazol de Too Good To Go, Qui Marín de Cheerz y Raúl González de EcodictaDe izquierda a derecha: Javier Ruiz de Smileat, Mariana Banazol de Too Good To Go, Qui Marín de Cheerz y Raúl González de Ecodicta

Para cambiar los hábitos de consumidor, hay que entenderle. Está acostumbrado a que haya un gran número de opciones a la hora de comprar cada muy poco tiempo, sobre todo en moda. Por eso, son bastante importante las políticas que se están implementado para mejorar el sector, ya que son clave para continuar con el viaje hacia la sostenibilidad.

También hubo tiempo para hablar del triple impacto: responsable son el medio ambiente, con la sociedad y de forma financiera. Si pensáramos en qué valora más el usuario, posiblemente la respuesta sea la responsabilidad social, simplemente por cercanía, somos humanos. Pero «siendo sinceros, no se puede tirar solo de una de las tres patas«. Tal y como dijo Javier, «no puede existir responsabilidad con el medio ambiente sin ser socialmente responsable y tampoco se puede ser socialmente responsable si que exista una responsabilidad financiera

Case study: Marcas conscientes

Por último, Eva Barrio, Content Editor de Freshly Cosmetics, nos ha contado cómo una marca con propósito ha conseguido conectar con el cliente.

Tal y como nos contó, desde Freshly pretenden aportar una nueva forma de entender la cosmética y de incluirla en la vida de sus clientes, ayudarles en su camino para verse y sentirse bien, ganando cada vez más confianza y siendo una marca sostenible. Desde luego, no es un proceso fácil pero tras superar algunos retos, parece que ese objetivo está llegando.

¿Cómo lo ha conseguido? Superando retos.

  • La investigación y desarrollo dentro del sector belleza puede ser un camino lleno de complicaciones. Por su parte, Freshly apuesta por buscar aquello que conecta con sus valores en naturaleza y sostenibilidad al 100%.
  • Apostar por la cosmética natural: «Hacer las cosas bien sin pensar en obtener una simple certificación y que sea el propio cliente el que decida elegirles por cómo son.«
  • Educar al consumidor. No es cuestión de imponerles la obligación de ser sostenible, sino de darles la opción de serlo para que tomen esa decisión.

Eva Barrio de Freshly Cosmetics dando una ponencia en el Next Eco de Marketing4eCommerceEva Barrio de Freshly Cosmetics dando una ponencia en el Next Eco de Marketing4eCommerce

Eva comentaba que en Freshly les gusta presumir de que son humanos, y por tanto, imperfectos. Por eso nos habló de algunos casos que supusieron un bache en el camino, hasta que consiguieron superarlo.

  1. Desodorante natural. En un primer momento fue un error y hubo que retirarlo del mercado porque no conseguían que el envase fuera efectivo.. Tras tres años investigando y haciendo pruebas, en 2023 consiguieron lanzarlo oficialmente. Utilizaron un envase ecológico y una fórmula en la que no hubiera ningún activo que bloquease el sudor, permitiendo la transpiración natural.
  2.  Apostar por la implementación de un formato refill. Por los materiales y la fórmula de los productos se hizo todo un reto. Sin embargo, han conseguido una reducción del 92% de las emisiones de carbono con los  «Freshly Refill», con la intención de que próximamente sea un 100%.
  3. Envíos sostenibles. Idearon una forma de reducir la cantidad de cartón utilizado en sus envíos mediante el Hug Packaging, que ocupa un 60% menos y además contiene un 85% menos de cartón.

Por otro lado, también se ha mencionado la importancia de ser conscientes del contexto macroeconómico en el que vivimos. Hay que tener en cuenta cuestiones como la crisis del mar rojo y sus consecuencias, la globalización y las roturas de stock a nivel mundial, y las recientes huelgas de transportistas en España; ya que pueden afectar a todo el proceso de una empresa.

Apuestan por la producción en España, ya que sus oficinas centrales se sitúan en Barcelona y es desde donde los productos se dirigen al resto de nuestro país y al mundo. También, al tener la parte del laboratorio internalizada existe un mayor control.

Finalmente hubo tiempo para alguna pregunta, como la que se planteó en la sala sobre la posibilidad de que exista gente que empiece a comprar solo los refills de productos por ser más baratos. Ante esto, Eva respondió que no creía que eso fuera a ocurrir, al menos no con mucha continuidad, y que supusiera un gran impacto negativo para la marca.

Quién nos ayudó en el NEXT Eco

Un año más, hemos tenido el honor de contar con el apoyo de grandes marcas reconocidas para conseguir que NEXT saliese lo mejor posible:

  • En primer lugar, CTT Express, la operadora de mensajería especializada en envíos de paquetería urgente, ha sido nuestro Gold Sponsor. ¡Gracias!
  • Además, Raiola Networks, el servicio de dominios y alojamiento web, ha sido nuestro Silver Sponsor. ¡Muchas gracias!
  • También contamos con Capsa, expertos en soluciones de embalaje personalizables y sostenibles, Fotografía Ecommerce, especialistas en servicios fotográficos para el comercio electrónico, SoCloz, plataforma de transformación omnicanal para vendedores y marcas, y Tribaldata, la plataforma que transforma datos publicitarios en árboles plantados, como nuestros Bronze Sponsor. ¡Gracias!

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Contactanos