Ilia Topuria y la UFC: 2024 será el de su explosión como fenómeno para las marcas

La UFC (Ultimate Fighting Competition) es el campeonato de referencia internacional en el deporte de las artes marciales mixtas a nivel internacional y está preparando su desembarco en España. Es un deporte en auge con una tendencia claramente al alza entre los jóvenes. Y el aspirante a campeón mundial es Ilia Topuria, español, 27 años, nacido en Alemania de padres georgianos, afincado en Alicante desde los 15 años. Nunca ha perdido un combate desde que se ha lanzado a participar en la UFC.

Marketing4eCommerce ha asistido a su presentación en sociedad ante los medios este jueves, 15 de enero de 2024, en Madrid. Y salimos con la sensación de haber visto nacer un fenómeno social, sin duda alguien que en semanas será referente y en 2024 se convertirá en un icono para las marcas. Un nuevo Alcaraz o Gasol o Jon Rahm. El campeonato mundial se juega en tres semanas en Los Angeles, en Estados Unidos.

4 claves de marketing del ascenso de Ilia Topuria

1. Momentum

La sesión, celebrada en un garaje del centro de Madrid, estaba llena de medios de comunicación: televisiones, radios y grandes medios generalistas y deportivos estaban ahí para escuchar, fotografiar y filmar al protocampeón mundial. Había incluso seguidores del peleador esperando en el exterior. Es un deportista en pleno ascenso. Conocido, respetado y admirado sobre todo entre la generación Z, pero con mucho campo aún por recorrer. Si gana el campeonato, será la explosión definitiva. Y como personaje está virgen de apoyos comerciales. El photocall estaba compuesto de su propio logo personal y de un proyecto propio. En seis meses, seguro que la situación será muy diferente.

Ilia Topuria con Luján Argüelles

Ilia Topuria, entrevistado por Luján Argüelles en su presentación ante los medios

2. Dulcificando el personaje

Puede sonar atrevido compararlo con estrellas consolidadas como Nadal o Gasol. Ellos encajan en esos perfiles “blancos”, el yerno perfecto que toda madre querría casar con su hija (perdonando el estereotipo). Pero en este caso hablamos de lucha, artes marciales, de pegarse con otros.

No es casualidad que en la presentación se haya huido de la violencia, tanto física como verbal. No se montó un entrenamiento, no hubo arengas o palabras feas a sus competidores a las que tan acostumbrados estamos en espectáculos y previas del entorno del boxeo. Ilia Topuria venía de punta en blanco, de traje con corbata, y el foco estaba más en destacar su sensatez, espíritu de trabajo, perfil familiar… alejarlo de los golpes y acercarlo al partner fiable, el ganador al que toda marca querrá vincularse.

3. Valores

Topuria se presenta como un triunfador que ha transitado las penurias del viaje del héroe. Pasado difícil (“Mi vida, mi familia, es el mayor ejemplo de no aceptar las circunstancias y remar para salir adelante”), hombre hecho a sí mismo mediante la cultura del esfuerzo, horas de entrenamiento y preparación mental.

Apoyado en fuertes valores tradicionales como la religiosidad (“La fe lo es todo”; “Es mi momento: me he preparado, he aceptado el reto que Dios me dio”; “Mi mayor miedo es perder la bendición de Dios”) o la familia (acompañado de sus padres y su esposa, embarazada de su segundo hijo: “La familia es lo más importante: de qué vale tenerlo todo si no puedes compartirlo”), conecta con el público con sus mensajes centrados en el esfuerzo (“Las medallas se ganan en el entrenamiento, al campeonato solo vas a recogerlas”), salud mental (“Claro que tengo miedo, si no tengo miedo es que el reto no era suficientemente retador”; “Soy mentalmente fuerte porque me he esforzado mucho, horas y horas de sangre, sudor y lágrimas”), cómo no, su resultado, convertido en triunfador (“O me matas, o mueres: no hay más”).

4. Proyectos propios

Tiene la cabeza bien amueblada, de eso no me cabe duda. Consciente del aumento de popularidad que está generando, lleva años gestionando la creación de una fundación, que estará lista para salir este año y estará “vinculada a acciones relacionadas con deporte base en la infancia”, según declaró.

También anunció el lanzamiento de un proyecto propio: Keio, una “compañía de telecomunicaciones vinculada al deporte”. Es una plataforma en la que tanto puedes contratar la tarifa del móvil o fibra óptica, como entrar en su comunidad de dieta y entrenamientos gestionada por él y su equipo. Una “comunidad de ganadores”, como llegó a definir Topuria. Abre al público el 1 de febrero, aunque ya está activa para preventas.

Proyecto Keio by Ilia TopuriaProyecto Keio by Ilia Topuria

5. Planes con la UFC

Y no queda ahí la cosa. En el evento confirmaron el advenimiento de la UFC a España durante este año 2024. Sin duda, atraídos por la creciente popularidad de Topuria, el plan de la UFC es estrenarse en este mercado con una velada nada menos que en el Bernabéu y en la que compitan Ilia Topuria contra Conor McGregor.

Están negociando con McGregor para confirmar este extremo. Ahí fue donde se llegó a ver el punto más “picajoso” de Topuria, pinchando a McGregor con frases como “Si dice que no es que ya está pensando en retirarse” o “A ver quién tiene el honor de bailar conmigo”.

Así que sí, salí del evento con la sensación de haber visto nacer un referente masivo del deporte y seguro que un buen partner para más de una marca en los próximos años, como lo han sido Alonso, Gasol, Nadal o desde hace menos tiempo, Alcaraz.

Lo más duro: todo podría depender de su victoria en el campeonato mundial. ¿Crees que lo conseguirá?

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Contactanos