7 grandes dudas sobre Privacy Sandbox respondidas por Google: así será el futuro sin cookies – Marketing 4 Ecommerce – Tu revista de marketing online para e-commerce

«Privacy Sandbox está listo», acaba de anunciar Google en su blog oficial. Luego de 4 años de trabajo y con la colaboración y feedback del sector, la compañía afirma tener los elementos fundamentales para una adopción generalizada de esta tecnología que promete representar un avance crucial en la privacidad online.

En el siguiente artículo, abordamos y respondemos a las objeciones más comunes sobre Privacy Sandbox, proporcionando un análisis detallado de su funcionamiento y sus implicaciones.

Un equilibrio entre privacidad y funcionalidad

Privacy Sandbox es una iniciativa que busca equilibrar la privacidad del usuario con la funcionalidad de internet, a la vez que permita que los internautas puedan seguir accediendo a contenido gratuito. En un entorno donde la privacidad del usuario es cada vez más prioritaria, y las regulaciones legales se intensifican, Google propone una transición hacia un ecosistema de internet más respetuoso con la privacidad. Este cambio implica abandonar las cookies de terceros y adoptar nuevas tecnologías que protejan la intimidad del usuario mientras se mantienen los modelos de negocio actuales, como la publicidad en línea.

Según explica Google, «otros navegadores web han restringido las cookies de terceros sin ofrecer alternativas viables a los desarrolladores y las desarrolladoras. Esto dificulta la financiación de contenidos y servicios, y tampoco beneficia a la privacidad de los usuarios porque abre la puerta a formas de rastreo más encubiertas»

7 respuestas a objeciones comunes

Cuando Google anunció la llegada de Privacy Sandbox, se han encontrado con fuertes resistencias. «Nos han dicho que el Privacy Sandbox es insuficiente o que adoptarlo es demasiado complejo. Y, aunque siempre estamos abiertos a la crítica constructiva, queremos abordar algunas objeciones frecuentes sobre su funcionamiento para que todo el mundo pueda tomar una decisión informada sobre si construir o no utilizándolo».

1. Reemplazo de las cookies de terceros:

Privacy Sandbox no es un sustituto directo de las cookies de terceros. Las API propuestas están diseñadas para cubrir objetivos comerciales esenciales, como la publicidad efectiva y la medición de audiencias, sin depender de identificadores que rastreen a los usuarios individualmente. Estas API, como FLoC y Turtledove, permiten una publicidad dirigida a grupos de usuarios con intereses similares, en lugar de a individuos específicos.

2. Complejidad del sistema:

Aunque el cambio a Privacy Sandbox representa un desafío técnico y estratégico, Google señala que muchos desarrolladores ya están adaptando sus soluciones. Las API de Privacy Sandbox requieren un replanteamiento de las prácticas actuales de publicidad y análisis de datos, pero prometen una mayor privacidad y cumplimiento normativo.

Google creó un laboratorio de ruido para que los desarrolladores puedan experimentar con los informes y ajustar las API de medición a sus necesidades concretas. También ofrece ejemplos de código para que se puedan abordar casos de uso clave.

3. Claridad sobre el futuro de Privacy Sandbox:

Google se compromete a seguir desarrollando y mejorando Privacy Sandbox, adaptándose a los cambios en las necesidades del mercado y las expectativas de privacidad. Esto incluye la consulta y colaboración con organismos reguladores y expertos del sector para garantizar que las API sean efectivas y respeten la privacidad.

El nuevo sistema requerirá una serie de tecnologías para reforzar aún más la protección de la privacidad. Por ejemplo, en el caso del público protegido, Google exigirá el uso de Fenced Frames para presentar anuncios y se eliminarán los informes a nivel de evento, aunque esto no antes de 2026. Hasta ese momento, Google trabajará para diseñar e implantar la compatibilidad con una gama más amplia de casos de uso críticos. Por ejemplo, los Fenced Frames evolucionarán antes de que sean obligatorios para mantener el soporte de los anuncios de vídeo en la API Protected Audience.

La empresa se compromete a consultar a la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA) sobre estos cambios, y seguiremos escuchando las reacciones del ecosistema antes de aplicar cualquiera de estos requisitos.

4. Neutralidad de Google en Privacy Sandbox:

Google afirma que todas las empresas, incluida la propia Google, tendrán el mismo acceso a las funciones de Privacy Sandbox. Se compromete a que estas API no favorezcan sus propios productos o servicios, garantizando una competencia justa en el ecosistema digital.

5. Privacy Sandbox es costosa:

El desarrollo basado en Privacy Sandbox requiere inversión en tiempo, recursos y adaptación tecnológica. Sin embargo, Google argumenta que los beneficios a largo plazo, como una mayor confianza del usuario y el cumplimiento de las normativas de privacidad, compensan estos costes.

Además, Google asegura que la mejora de la privacidad también puede suponer un beneficio directo para las empresas. Por ejemplo, la reducción del rastreo entre sitios ofrece a las personas que editan contenidos una mayor protección contra los riesgos de fuga de datos en origen que existen con las cookies de terceros. Esta capa adicional de protección de datos puede generar nuevas oportunidades de desarrollo de productos para los datos en origen, y ya hay empresas que se están moviendo en esa dirección.

6. Incorporación de feedback del sector:

Google enfatiza que Privacy Sandbox es el resultado de extensas colaboraciones y aportaciones del sector. Se han realizado numerosas rondas de feedback y pruebas, adaptando las API para satisfacer tanto las necesidades de privacidad de los usuarios como los requisitos comerciales del ecosistema digital.

De hecho, varias de las implementaciones del sistema son fruto de empresas como Criteo, RTB House, OpenX o NextRoll o Protected Audience.

7. Tiempos de transición hacia la eliminación de las cookies de terceros:

Aunque algunas partes del sector solicitan más tiempo para adaptarse, Google sostiene que extender los plazos podría resultar en una preparación menos efectiva. La empresa recomienda que el sector se prepare para la eliminación de las cookies de terceros en 2024, enfocándose en la adopción de las tecnologías de Privacy Sandbox.

Foto: Depositphotos.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Contactanos